Capítulo 2: UNA REUNIÓN CON OLOR A MCCAFÉ

Hace 2 días era verano y ya estamos casi en Navidad. El tiempo vuela. Vivimos estresados, acelerados. Con la mirada fija en el móvil o en el ordenador. Vamos corriendo de un lado a otro, intentando no llegar demasiado tarde y perdiéndonos tantas cosas por el camino…
Pero hay lugares que van a otro ritmo. Lugares que están llenos de personas que son felices con una mirada o una sonrisa. Que disfrutan de las pequeñas cosas, que valoran cada minuto. Hay lugares que enseñan a vivir.
Son lugares mágicos y yo he tenido la suerte de conocer uno de ellos; la Casa Ronald McDonald.
Dentro del Hospital Niño Jesús de Madrid, casi escondido, hay un maravilloso hogar. Es una de las casas de la Fundación Ronald McDonald. Acogen a niños enfermos y a sus familias que no son de Madrid y que tienen que pasar una larga temporada en la capital por un tratamiento. ¡Ya han acogido a más de 900 familias! Qué labor tan admirable…
Si ya es duro para un adulto sufrir una enfermedad, imaginaos para los niños… que su única preocupación debería ser esa; ser niño.
Primero os quiero contar como es la casa: entras y el payaso Ronald te da la bienvenida. Tiene un jardín precioso con juegos y con las paredes de colores. Un jardín que yo nada más ver me imaginé lleno de niños corriendo, de risas, de alegría…
Entras a la casa y la decoración es preciosa, cuidada al detalle. Cada familia tiene su propia habitación y se les asigna un animal. Pongamos como ejemplo, la jirafa.
Pues su habitación es la jirafa; en la esplendida cocina, su nevera, es la jirafa. Y así en el cuarto de lavadoras, en el salón…
Hay muchos juegos, un área para que trabajen los papás, para descansar…
La Fundación ha conseguido que todas estas familias conviertan la casa en su hogar mientras se enfrentan cada día a la **** enfermedad.
Cuando entramos en la oficina, que está dentro de la casa, olía a café. A café con espuma de McDonald´s dulce y caliente. Ya nos sentíamos como en casa y sabíamos que la reunión se iba a convertir en una agradable conversación.
Nuestras amigas Marta y Laura nos presentaron al presidente de la Fundación Ronald, Miguel Ceinos.
Empezamos a hablar entre todos y rápidamente conectamos y lo vimos claro. La radio de los niños tenía que estar en la Casa Ronald.
  • ¿Cuándo?
  • ¿Qué tal el 15 de noviembre?
  • Perfecto, ¿a qué hora?
  • A las 18:00h.
Y así, sin más, conectamos. XL Kids y la Fundación Ronald McDonald empiezan un camino que seguro será largo y bonito.
En unos días iremos con nuestro “cubo” (ya sabéis, nuestra emisora de radio móvil) a hacer un programa en directo con todos los niños. Intentaremos hacerles pasar una tarde diferente e inolvidable. Les enseñaremos cómo es la radio, a hablar por el micro, juegos, retos de comunicación… pero estoy segura de que el mayor aprendizaje nos los llevaremos nosotros después de estar con ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *