Capítulo 1: Y UN DÍA… ¡DECIDIMOS EMPRENDER!

No sé por donde empezar a hablar de XL Kids Radio y de nosotros. Lo primero que me viene a la cabeza es la risa. Nos hemos reído tanto en estos 3 años… A veces, por no llorar, otras de emoción, y miles y miles de veces porque disfrutamos muchísimo de lo que hacemos y de cómo lo hacemos.
Aunque solo sea por educación debería presentarme, soy Rocío Saro, el 50% de XL Kids. El otro 50% es Emerson Reyes; él es un marciano, es alguien de otro planeta que lleva 3 años enseñándome a lanzarme, a que las cosas se tienen que hacer porque sí, porque no y por si acaso, a que no hay que tener miedo… a que hay que ser valiente y luchar. Pero lo más importante que me ha enseñado es que todo sale. Al final, todo nos sale bien.
Digo que es un marciano porque es un hombre extraordinario, si más gente viniera de su planeta estoy segura de que el mundo iría mejor. En él y de él nació XL Kids. Vivía en África cuando se le encendió la bombillita ¡anda que Xl Kids no tiene recorrido… viene desde el continente negro!
Yo no creo en las casualidades, tampoco sé si fue el destino o el azar… pero creo que él, sin conocerme, diseñó este proyecto para que yo fuera la otra mitad y cuando nos juntamos, dimos vida a la única radio hecha por y para niños.
¡Y qué vida!
A veces escucho a gente decir “estoy harto de mi jefe, voy a emprender” o “trabajo muchas horas, voy a trabajar por mi cuenta… ” Y yo me quedo pensando y digo… “Inténtalo”.  Es cierto que no tendrás un jefe al que reportar, pero será peor, tú eres tu propio jefe y te vas a exigir más que nadie. Vale, es verdad que no tendrás horario fijo… pero tu mente estará trabajando 24/7. Da igual si es año nuevo, lunes o domingo.
Podría escribir páginas y páginas sobre el emprendimiento, pero eso prefiero dejarlo para otro día. Hoy me centro en que nuestro bebé nació y aunque haya momentos duros y las pilas fallen nunca me arrepentiré de haberme lanzado a la piscina, sin salvavidas, de hecho creo que no tenía ni agua, pero hoy por hoy creo que fue una de las mejores decisiones de mi vida. Si alguno de vosotros está pensando en emprender, que elija muy bien a su compañero de viaje. Yo he tenido la mejor de las suertes.
¡Ay! Si os cuento cómo empezamos… En un rinconcito de un despacho de abogados, ¡una radio de niños en silencio! ¡qué incongruencia! Pero ahí estábamos, con nuestros primeros 10 niños locutores, creyendo firmemente en que esto era el principio de algo grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *